TENIENTES GOBERNADORES
TENIENTES GOBERNADORES
 

 
Personajes Sagüeros
PATRIARCAS
PATRIOTAS
MUSICOS
COMERCIANTES
CIENCIAS
EDUCADORES
JURIDICOS
LETRAS
PINTORES
PUBLICOS
PERSONAJOS
Fotos
TEATRO
TENIENTES GOBERNADORES
ALCALDES ORDINARIOS
LINKS
EPOCA CASTRISTA
VISITANTES
Don Francisco Fernández Villiers
Nace en La Habana el 26 de Septiembre de 1805, sus padres eran Don Eugenio Fernández Magallanes (Madrid, 15 de Noviembre de 1766) y su madre Doña Ana María Villiers Castro-Palomino (Habana14 de Mayo de 1780). Se casa con Doña Ana Ledón Herrera en Santa Clara el 23 de Julio de 1832 y de su matrimonio nacen los hijos: Ana Emilia (1833), Eugenio Ricardo (1934), Francisco (“Papaco”) (1835), y Juan José Rafael (1841). Se casa por segunda vez en Sagua La Grande con Doña Mariana Pichardo Pichardo el 11 de Febrero de 1853.
Después de una excelente carrera militar, el Comandante Don Francisco Fernández Villiers fue nombrado como el primer Teniente Gobernador Político Militar que tuvo Sagua La Grande, el 13 de Diciembre de 1844, por apreciación del Capitán General de la Isla de Cuba Don Leopoldo O’Donell que determinó que ya Sagua debía tener su Tenencia de Gobierno independiente de Villa Clara debido a su acelerado desarrollo particular.
Como todo Teniente Gobernador sus funciones en Sagua eran:
1- Gobernador politico militar.
2- Juez protector de la Real Renta de Lotería.
3-Juez en Comisión de la Renta de Correos.
4- Presidente de la Junta Municipal.
5-Presidente de la Junta de Caridad.
6-Presidente de la Junta Subalterna de Fomento.
7- Presidente de la Junta de Sanidad.
8- Presidente de la Comisión de Instrucción Primaria.
9- Subdelegado de la Real Hacienda.
10- Juez de bienes de difuntos.
El día 15 de Enero de 1945 llega Villiers a Sagua para ocupar su cargo, instalando su oficina en una casona que hacía esquina en las calles Padre Varela y Ribera. Es una etapa histórica pues durante esta transcurren los primeros eventos oficiales como la expedición del primer documento oficial que convertía Don Andrés Arceo en Anotador de Hipotecas el 29 de marzo de 1845, el primer documento o asiento de la venta de un esclavo el 12 de Junio, el primer gravámen que se impuso por Don Pedro Brito el 19 de Junio, se estableció la Escribanía de Marina y Gobierno no existente anteriormente, Villiers propuso y planeó el Puente de Cocosolo y el proyecto de una Cárcel en 1846, en este año se crea la Junta Municipal para la administración de fondos propios. El 16 de Noviembre de 1846 fue la primera venta a censo de solar en lugar ubicado a urbanización, la autorización de “Importación” para el Puerto de Sagua que solo tenía permiso de Exportación, se crea un Corral de Consejo publico para animales sueltos en 1848, se arreglan los límites jurisdiccionales con Santa Clara, se establece Mr. Henry S. Broconne en el Puerto de Sagua como Agente Consular, en 1947 se desecó la parte baja del pueblo con una zanja, se construye el Puente de Madera sobre El Estero de Contreras (Cocosolo) llamado “Puente de la Tenería”, se crearon tres oficios de procuradores, se comenzó la composición de la calle Colón, comenzó a navegar por el río el “Vapor Sagua La Grande” de la casa Beronda, este fue el primer buque de esta clase construído en Cuba.
El 3 de Enero de 1950 termina el mandato de Villiers y lo substituyen provicionalmente (por unos días) 4 Tenientes Gobernadores que fueron: el geógrafo, historiador y Literato Don Jacobo de la Pezuela , Don Rafael Gonzalvo Don José Antonio Delgado, y Don Mattías Liévana el cual dió paso a Don Joaquín Fernández Casariego, el gobernante que más obras aportó a Sagua La Grande.
Fernandez Villier fallece el 1 de 1865.
Don Francisco Javier Gómez de la Serna

El 23 de Marzo de 1855, Casariego entrega el mando al nuevo Teniente Gobernador de Sagua la Grande Don Francisco Javier Gómez de la Serna.
Ornato Público
Su primer bando publicado traía a órden a la población para que acataran las ordenanzas de ornato público y construyeran cercas de madera, ladrillo o cemento para así tener una Sagua embellecida. Estaba este gobernante muy preocupado por la belleza de la ciudad y comenzó así su mandato por la recomposición de algunas calles.
Compuso la calle “Padre Varela” (en esa época llamdada “Cruz”) en toda su extensión lo cual sirvió posteriormente como una excelente calzada religiosa hasta la misma puerta del nuevo templo católico levantado en 1860.
Otra calle recompuesta por él, lo fue la de “Padre Varela” (llamada “Esperanza” ) la cual asfaltó desde “La Aduana” hasta el “Muelle de la Junta de Fomento”.
Su llegada a Sagua coincide con la inauguración de los trabajos del ferrocarril sagüero y estas otras obras desarrolladas durante su mandato:
Plano de la Jurisdicción
El geógrafo e historiador y Auditor Honorario de la Marina Don Esteba Pichardo, levanta el plano geotopográfico de la jurisdicción de Sagua La Grande.
Jurisdicción de Sagua La Grande
Por Real Orden del 19 de Agosto de 1855, en los primeros tiempos de Gómez de la Serna, el Partido Judicial de Sagua La Grande abarcaba los siguientes territorios: 1- Alvarez, 2- Amaro, 3- Calabazar de Sagua, 4- Ceja de Pablo, 5- Quemado de Güines, 6- Rancho Veloz, 7- Sagua (Villa y Rastro), 8- Yabú.
Ferrocarril de Carahatas
También fue durante su mandato que se inauguró el 30 de Mayo de 1855, el ferrocarril de Carahatas que arrancaba desde los almacenes de Don Cándido Pequeño en la playa, hasta el Paradero de Casa Calvo a tres millas de distancia; esta línea fue la primera en la Jurisdicción e incluyó además el Puente de Arroyo Majá.
La Lotería
Fue el 6 de Octubre de 1855, durante su mandato, que cae en Sagua el número ganador o premio gordo de la lotto en su edición número 555 de La Habana.
Muerte de Don Bernardino Sintes
Estando Don Francisco Javier en su primer año de gobierno muere el gran músico sagüero Don Bernardino Sintes el 6 de Octubre de 1855, quien fuera el primer organizador de una orquesta en Sagua La Grande y de cuya escuela-orquesta salió una pléyade de grandes músicos que más tarde dieron lugar al gran movimiento cultural de la Villa.
Festejos por la primera piedra a la Iglesia
La primera piedra para construir el gran templo católico de Sagua se colocaría durante el segundo año de su mandato y junto a esto se celebrarían grandes fiestas del 2 al 5 de Febrero de 1856, pero las intensas lluvias lo impidieron por lo que se corre esta fecha hacia la Pascua de Resurrección del 22 al 25 de Marzo período durante el cual se celebraron y donde vecinos de toda la Jurisdicción acudieron.
La cápsula del tiempo
Comenzaron estas el sábado 22 y el domingo 23 después de la misa y actuaciones artísticas se procedió a enterrar una curiosa cajita repleta de documentos, periódicos y otros objetos de la época debajo de la primera piedra que serviría de simiento a la hermosa iglesia. Esta ceremonia ocurrió a las 5:30 de la tarde y fue bendecida por el Pbro. Don Francisco Barrosos Tte Cura Interino. La imagen de la Purísima Concepción desfiló por toda la calle Cruz en un mar de luces en medio de la noche.
El arreglo de orquestas
La única y gran orquesta que existía en Sagua desde los tiempos de Sintes, se separó por discrepancias y de ella se formaron dos nuevas orquestas, una de ellas “La Sagüera” de Antonio Jiménez incluyó músicos de Santa Clara, comenzando por tanto una nueva era de rivalidad musical que nunca había existido en la Villa del Undoso.; rivalidad que se tradujo en progreso pues la competencia es el motor del desarrollo.
El Telégrafo
Le tocó a Gómez de la Serna el momento histórico de recibir a uno de los grandes inventos de la era moderna, “El Telégrafo”. El miércoles 30 de Julio de 1856 quedó Sagua La Grande comunicado por alambres con el resto del país, y fue el mismo Teniente Gobernador quien transmitió el primer telegrama a La Habana preguntando por la salud del Capitán General de Cuba; seguidamente la sociedad civil tuvo el privilegio de enviar el segundo mensaje historico por parte de Don Antonio Miguel Alcaover y Jaumé que era el dueño del primer periódico de Sagua “la Hoja Económica del Puerto de Sagua” quien envió este telegrama al periódico “La Alborada” de Santa Clara. El primer telegrafista de Sagua lo era Don Luciano Verdaguer.
El Cliclón e Inundación del 56
También es recordado el ciclón que ocurrió durante los tiempos Gómez de la Serna por su furia y grandes estragos. El 27 de Agosto de 1856 pasó por Sagua un potente huracán que causó mucho daño en la industria azucarera, pero también en el mar sobretodo en las embarcaciones del puerto. Aparejado a este la creciente del río también hizo sus desastres; se destaca el jóven Antonio Molina en el rescate de humanos arrastrados por la corriente.
El Garrote Vil
Es oscuro para el gobierno de Gómez de la Sena la llegada a Sagua La Grande en 1856 de una tenebrosa y repugnante máquina con apariencia medieval que les puso los pelos de punta a los prisioneros del pabellón de la muerte en la vieja cárcel municipal. Se trataba de una silla para estrangular a los condenados a muerte. Le tocó inaugurarla, unos meses después, a un preso de la raza negra nombrado Apolonio Triana que en la noche del 7 de Agosto de 1856 había estrangulado a una madre y respetable señora sagüera en complicidad con otros negros de servicio en ese hogar.
Trata Negrera
Anque laTrata estaba abolida en Cuba, por esta fecha el Teniente Gobernador de Sagua fue notificado por el Capitán General de la Isla de que por las costas de Sagua se intentaba el desembarco de negros africanos o bozales. En la noche del 17 de Diciembre de 1856 se dijo que en Cayo Bahía de Cádiz había un barco ardiendo después de haber sido usado para estos propósitos de tráfico de esclavos. El Teniente de Regimiento Don José Rubalcaba fue el encargado de la ronda de costa y pudo averiguar mucho sobre el barco y el destino de parte la carga que supuestamente había llegado a el ingenio de Don José Carbó en Calabazar de Sagua, pero nada se pudo demostrar en la realidad.
La Policía Rural
Le tocó a este Teniente Gobernador crear la policía de la Villa del Undoso.
El 23 de Enero de 1857 le llegó la orden a Gómez de la Serna de la crear la “ Policía Rural ” en Sagua, la delincuencia aumentaba por las calles y se requería un control. La policía fue creada de la siguente forma: Un cabo montado, 8 guardias de a pie, 14 a caballo, 12 de estos últimos distribuidos entre los 6 partidos pedáneos de la jurisdicción.
Escuelas
Durante su mandato se crearon además en toda la jurisdicción, en especial en Sagua el “Colegio Isabel Segunda” de Don Manuel P. Salgado en Padre Verela y Ribera.
Padre Lirola
Llega a Sagua el padre Lirola tan querido y recordado por aquella generación que nació en la segunda mitad del siglo XX y allí estuvo 33 años hasta que murió. El padre Lirola bautizó a toda aquella generación de patriotas que pelearon en la guerra del 95 incluyendo al General José Luis Robau. El Padre Lirola y Bernardina la Comadrona eran dos verdaderas instituciones en la Villa del Undoso, existía a principios del siglo XX una expresión de sagüerismo que expresaba: ”Soy sagüero de pura sepa, me recibió Bernardina y me bautizó el padre Lirola.”
Correo
La Estafeta de Correo de Sagua fue elevada a “Administración de Correos de Primera Clase”
Casas de Salud
Se establecen dos nuevas casas de salud en Sagua La Grande, la del Doctor Don Alejabdro Lagargett en la calle Ribera, y la otra por la Dra. Doña Rita Leal en la calle Progreso ( Clara Barton) e Intendente Ramírez (Solís).

El 3 de Agosto de 1857 termina el mandato de Don Francisco Javier Gómez de la Serna y lo sucede temporalmente en la Tenencia de Gobierno Don Vicente Díaz de Ceballos Permaneció de la Serna unos día más en Sagua hasta que el 16 de Agosto partió hacia La Habana a bordo de el vapor “Veloz Cayero” desde “La Boca” (Isabela de Sagua) donde fue despedido por toda una delegación de autoridades locales, representaciones y amigos.
SONETO DE DESPEDIDA DE SAGUA A GOMEZ DE LA SERNA
(escrito por un amigo sagüero)
Duro es partir…. Terrible es el momento
De darse un mútuo ¡á Dios! ¡ quizá el postrero!
Si de dulce Amistad el dor sincero
Dió al corazón su perfumado aliento.
Entonces este grato sentimiento
Sagrado, indefinible, verdadero,
Surca el tostado rostro del guerrero
De un llanto dulce, embriagador cual siento.
Pero entonces también el alma goza:
¿No es verdad que es muy dulce el ser querido
Por más que este consuelo nos destroza?
Goza pues al partir,,,.. tú que has sabido
Tu memoria halagüeña y respetada
En cada corazón dejar gravada.
Sagua La Grande, 16 de Agosto de 1857
Don Julian de Udaeta

El Teniente Coronel Don Julian de Udaeta Arechavala toma posesión de su cargo de Teniente Gobernador de Sagua La Grande el día 21 de Junio de 1863. Era la época de los farolitos colgando en el frente de cada casa, de la gran iglesia católica recién construída con su querido padre Lirola, y de las interesantes funciones del Teatro Lazcano.
Iniciando su labor también se comenzaba a construir la Plaza del Mercado y se aprobaba el 6 de Octubre de 1863 el Escudo de Armas, por lo que su primer período fue recordado históricamente con estos acontecimientos.
El gran incendio de los almacenes “Zaldo, García y Cia” en 1864 marcó también su época ya que algunos fallos técnicos de los bombreros de Sagua condujo a cambios, ideas y mejoramiento del sistema. A pesar de que el incendio había ocurrido cerca del río la eficiencia de la bomba no fue óptima, lo cual hacía pensar en lo dificultuoso de incendios más alejados del río en una Sagua que crecía; por este motivo el ingeniero Angueyra diseñó un plano para la construcción de un gran algibe junto a la iglesia católica recién construída, el cual se alimentaría mediante una vía de mampostería proveniente de La Laguna del Camposanto, pero al final se desechó la idea y se compraron dos Bombines más para multiplicar la potencia de la Bomba existente. Un año después resurgió la idea de un algibe pero para el consumo popular de agua potable y no para el uso de los bomberos.
En Abril de 1864 recuerda la historia el escándalo de Viana cuando Don José del Pino desvió Río Banco mediante pequeñas represas y muros de contención para su aprovechamiento personal, pero con esto provocó que se inundara el Camino Real y se detuviera el tránsito.
En 1964 la Calzada de Jumagua (hoy Calzada de Barker) se comenzó construir bajo la dirección de Don juan Duggan y a iniciativas del periodico “El Sagua” ya que hasta el momento esta importante vía de comunicación con la sección Oeste de la jurisdicción de Sagua La Grande había sido un agreste camino muy incómodo de transitar y muchos productos de la agricultura llegaban a la ciudad con retrazo. También otras calles fueron atendidas y ampliadas como Estrella, Colón, Cruz, Gloria, Amistad y Franklyn. Paralelamente a esta actividad en las obras públicas, la construcción del Hospital concluía por estos tiempos de Udaeta.
En la Educación se cambian algunos conceptos de la enseñanza y aparece la “Junta Local de Instrucción Pública” substituyendo a la antigua “Comisión de Instrucción Primaria” que fue integrada por los siguientes miembros: Cura Vicario: Don Francisco Lirola; Tte de Alcalde: Don Miguel de Araoz; Don Francisco Sargazazu; Síndico: Don Pedro Tosca; Regidores: Don Antonio Miguel Alcover y Don Ramón de Ajuria; Vocal - Secretario: Don José María Rodríguez de los Heros.
En 1865 las oficinas de Aduana de Sagua La Grande se trasladaron a La Isabela. Hasta el momento siempre habían radicado dentro de la ciudad de Sagua.
El 9 de Diciembre de 1865 se nombra un Juez de Paz, pues hasta el momento se dependía de los Alcaldes para aplicar la balanza de la justicia. El primer juez lo fue Don Eduardo Barbarrosa. Esta función más tarde la ejerce el Juez Municipal.
Durante su mandato, el 27 de Diciembre de 1865, se reconoce como Vice Cónsul de Gran Bretaña en Sagua La Grande al holandés Mr. John Van Der Kieft (aplatanado como “Juan” y casado con una dama de prestigiosa familia sagüera), quien desde el 3 de Junio de 1863 desempeñaba este cargo sin reconocimiento oficial, y reconocido además por la donación en 1860 de un cuadro de Correns a la parroquia de Sagua.
El 2 de Febrero de 1866 se aprobó el proyecto de construcción de un Matadero moderno y más higiénico para la ciudad..
En Abril de 1866 se abrió al servicio publico la “Notaría de Casals” siendo sus servidores Don Antonio Palma Espinosa y Don Calixto Casals Valdés.
El Teniente Gobernador de Sagua La Grande Don Julian de Udaeta Arechavala termina su mandato el día 29 de Junio de 1866, sediendo su paso a Don Antonio María de Porras.
Antonio María de Porras

Llega Don Antonio María de Porras a la Tenencia de Gobierno de Sagua La Grande el día 29 de Junio de 1866 para substituir al anterior Don Julián de Udaeta convirtiéndose así en el quinto Teniente Gobernador (sin contar otros de tránsito que ocuparon solo horas o días).
El título de Villa
Sagua dejaba de ser “Pueblo” para convertirse en “Villa” por Real Decreto de la Reina Isabel Segunda de España lo cual le daba no solo elegancia, sino, una patente socio-comercial que le permitiría expandir sus dominios. El título de “Villa” era muy codiciado por muchos pueblos de Cuba y América que aspiraban a que se les colocara en el mapa imperial, y la próspera Sagua podía haberlo ostentado desde mucho antes debido a su notable progreso, pero lamentablemente el expediente de la petición siempre quedó en las gavetas del gobierno local hasta que, aprovechandose un viaje del Conde de Vallellano a España, se envió a la Reina en 1864 y casi 2 años después, el 28 de Diciembre de 1866, la Reina lo aceptó.
Fundación de la Lógia Masónica
Durante el mandato de Porras en 1867 llega la Lógia Masónica a Sagua La Grande cuando al Ingeniero Don Apolonio Morales, proveniente de Camagüey, se le asignó el cargo de Arquitecto Municipal en la Villa Sagua La Grande. Don Apolonio se reunió con un grupo de sagüeros para discutir los pormenores del proyecto, y así la Lógia “Virtud Número 17” de Sagua La Grande quedó inaugurada momentáneamente en la casa de Don Guilermo de Zaldo en la calle Ribera y J. Varona (arrancada más tarde por la inundación de 1894). A pocos meses de fundada la Lógia fue denunciada como “Sociedad Secreta”.
Primera Biblioteca Pública
Por estos tiempos quedó registrado el intento de Porras en organizar una Biblioteca Pública en Sagua La Grande.
Escuela Santo Domingo
El 1ro de Marzo de 1867 el Teniente Gobernador Porras reinaugura la Escuela Superior “Santo Domingo” de Sagua, leyendo el oficio con el nombramiento de Director a favor del profesor Don Manuel Hernández Aranda y los ayudantes Don Enrique Hernández y el poeta Don Antonio E. de Zafra, articulista en el periódico “El Sagua”. En el acto se inscribieron 30 niños.
Urbanización
En un avance progresista hacia la mampostería y tratando de evitar la anarquía arquitectónica y la higienización de la Villa de Sagua La Grande, el Alcalde Araoz presentó una moción donde se exigía que no fueran construídas casas de madera en áreas de mampostería o restauración de portales en los alrededores del Parque de la Libertad para así mejorar el ornato público, y prohibido los desagües de letrinas a las cloacas de la calle, que desde los tiempos de Casariego se había hecho obligatorio abrir letrinas profundas hasta el subsuelo permeable en los alrededores de la Plaza “Príncipe Alfonso” (Parque de la Libertad actual) y desagües callejeros pero solo para aguas llovedizas.
También se comenzaron los trabajos de composición de la Plaza de la Iglesia (Parque de la Libertad) y se concluyeron las de la “Plaza del Recuerdo” la cual se rebautizó como “Isabel II”.
Proyecto de iluminación
Durante el mandato de Porras se reabre el proyecto de acabar con los farolitos de aceite que hasta el momento alumbraban los frentes de las casas y sustituirlos por el moderno alumbrado de gas.
Periódico “La Colmena”
Surge el Periódico “La Colmena” que fue el segundo en Sagua la Grande. Su dueño era Don José Gabriel Cadalso y este tenía una tendencia cubana. Don José fue acusado más tarde de conspirador.
Farmacia “Triolet”
Da un toque de salud pública a esta época la aparición en Sagua de la Farmacia “Triolet” en la esquina de Padre Varela y Solís, conocida como “Botica Francesa”.
Reedificación del “Teatro Lazcano”
Durante este año se reconstruyó el antiguo “Teatro Lazcano” que ya llevaba 20 años ofreciendo funciones de entretenimiento y de cultura al pueblo sagüero.
Colegio de niñas “El Porvenir”
La última obra efectuada durante el mandato de Porras, lo fue el colegio de niñas “El Porvenir” fundado el 1ro de Octubre de 1867 en la calle Colón # 110, y dirigido por Doña Antoñica Cayero Nodarse.
Conspiradores Masónicos de Sagua La Grande
La primera lógia de la Villa estaba integrada por lo más selecto de la sociedad sagüera, políticos, comerciantes, intelectuales, y hasta el Teniente Gobernador se involucró en las actividades masónicas, pero el gobierno nacional detectó actividades conspiradoras en contra de España dentro de esta organización y en Noviembre de 1867 todos fueron detenidos y encarcelados por largo tiempo de interrogaciones.
Entre los detenidos se encontraba el Trovador de los Campos de Cuba Don Francisco Poveda, el dueño del periódico “El Sagua” Don Antonio Miguel Alcover Jaumé, el pionero de la telefonía en Sagua Don Andrés Casas Aulet, el Arquitecto Municipal Don José Apolonio Morales, el propio Teniente Gobernador, el Alcalde, el comisario de la policía, y muchos otros políticos y comerciantes de la Villa del Undoso, ¡ todo un gobierno congelado !
Todos estuvieron presos en el Cuartel de Infantería (ubicado donde luego se construye el primer Casino Español) hasta el 19 de Marzo de 1868 cuando el Capitán General de la Isla Don Francisco de Lersundi personalmente los visita, habla con ellos y los libera (Lersundi era masón).
El 14 de Octubre de 1867 el Capitan Don Luis Moreno se hizo cargo de la Tenencia de Gobierno hasta el 18 de Octubre de 1867 en que es sustituído por Don Manuel Sánchez Lamela que también estuvo poco tiempo hasta que llegó el nuevo Teniente Gobernador Don Enrique Trillo Figueroa.
Manuel Sánchez Lamelas

Gobernó a Sagua por solo unos 5 meses
Don Antonio María de Porras, sede el mando de Sagua La Grande el 14 de Octubre de 1867 al Capitan Don Luis Moreno el cual se hizo cargo hasta el 18 de Octubre de 1867 fecha en que es sustituído por Don Manuel Sánchez Lamela que también estuvo poco tiempo hasta que llegó el nuevo Teniente Gobernador Don Enrique Trillo Figueroa el día 20 de Marzo de 1868.
Durante el corto período de mandato de Sánchez Lamelas se terminó la lujosa y amplia Plaza del Mercado y el Ayuntamiento aprobaba el método de pavimentación convexa de las calles por el nuevo sistema de “Mac Adam” .
Casa de Borlando (Primera Ermita de Sagua) exenta de pagos.
Teniendo en cuenta que la casa del ciudadano Don Manuel Borlando, junto al río, había sido la primera en Sagua La Grande y que además sirvió como primera Iglesia en el siglo XVIII para celebrar las misas, se le concedió el derecho a su propietario de no pagar contribuciones, pues además era pobre y allí había permanecido por 22 años- y debía permanecer-. Se sabe que en los tiempos de estas primeras misas en 1796 su propietario lo era Don Francisco Martín Rodríguez (el sordo), luego, durante la primera mitad del siglo XIX la habitaba el moreno Don Pedro Rodríguez y que en 1846 pasó a manos de Borlando.
Junta Local de Instrucción Pública
En 1867 existían en la jurisdicción de Sagua, trece escuelas municipales, a las que asistían 392 alumnos, costando su sostenimiento 32 150 escudos anuales. En el casco de la Villa habían: una Superior; una Elemental para varones y una Elemental para niñas. La Junta local de Instrucción Pública la componían: Presidente: Teniente Gobernador Don Manuel Sánchez Lamelas; Vice-Presidente: Presbítero Don Francisco Lirola y Rubio; Vocales: Don Miguel de Araoz, Don Pedro Tosca, Don Francisco Sargazazu, Don Ramón de Ajuria y Don Joaquín Lavié; Secretario: Don Antonio Miguel Alcover.
Visita a Sagua Don Francisco Lersundi
El 13 de Marzo de 1868, faltando pocos días para terminar su Tenencia de Gobierno, lo visita en Sagua el Capitán General de la Isla de Cuba Don Francisco Lersundi el cual, según sus propias palabras, “quería ver de cerca las necesidades de la Villa”, según le había recomendado la propia Reina. Los sagüeros expusieron, en voz de Don Tomás Ribalta, la necesidad de un Puente que uniera las dos mitades de Sagua y un Faro que diera seguridad al Puerto (ya se había construido el de Bahía de Cádiz en 1862); el gobernante tomó notas del asunto y volvió a la capital. Habiendo esta visita coindidido con la terminación del parque junto a la Iglesia (hoy Parque de la Libertad), se acordó llamársele “Parque Lersundi”, siendo este su segundo nombre pues ya los sagüeros le llamaban “Parque de la Iglesia”.
El día 20 de Marzo de 1868 llegó a Sagua el nuevo Teniente Gobernador Don Enrique Trillo Figueroa para sustituir a Don Manuel Sánchez Lamelas, que luego se le vió de Teniente Gobernador en 1871 por Cárdenas, y en 1874 por Manzanillo.
TENIENTES GOBERNADORES DE SAGUA LA GRANDE

1845-49---- Francisco Fernández Villiers. (Villiers es sustituído por unos días por Don Jacobo de la Pezuela)

1850-54--- Joaquín Fernández Casariego.

1855-56--- Francisco J. Gómez de la Serna.(por 22 días ocupa el cargo Don Vicente Díaz de Ceballo)

1857-60--- Joaquín Fernández Casariego.

1860-61--- Nicolás Argenty.

1862-63--- Agustín Jiménez Bueno.

1864-65--- Julián de Udaeta.

1866------ Antonio Ma. De Porras.

1866------ Manuel Sánchez Lamela.

1868-70--- Enrique Trillo Figueroa.

1871------ Aureliano Guerrero Guerrero.

1872----- Carlos González Gascón.

1873----- Federico Ferrater y Janer.

1873----- Fernando de Tschudy.

1873-75-- Federico Ferrater y Janer.

1875----- Antonio Sánchez Neyra.

1875----- José de Pruna.

1875----- Carlos Sacanell.

1875----- José Jul y López.

1876----- Juan Aguirre.

1876----- Valentín de Zárate.

1876----- Esteban Zurbano.

1876----- Rafael Alberico Parma.

1877----- Faustino Cistué.
ARCHIVO SABANEQUE / Tintin Collection